Arreos masónicos

Como bien se ha dicho la masonería fue en sus inicios creada por los antiguos constructores de catedrales, de los cuales hemos tomados prestados sus instrumentos y términos para aplicarlos a nuestras practicas y enseñanzas, de tal manera que es natural el que hagamos uso de su indumentaria básica, la cual en su momento también llevan significados profundos, los cuales se desvelaran en su momento acorde a el grado que reciba cada uno de los miembros.

No es solo una cuestión teatral el que cada día de trabajo hagamos uso de nuestros arreos, porque para nosotros son representaciones tangibles de nuestro trabajo, de nuestro compromiso en la gran obra y de nuestro grado de conocimiento en el arte constructor.

 

Ningún obrero puede presentarse a su trabajo sin llevar la indumentaria y herramientas adecuadas, sobre todo cuando ese trabajo requiere de un orden basado en jerarquías, las cuales están orientadas a facilitar el ritmo y eficacia de nuestras labores. Lejos de marcar diferencias esta costumbre otorga la igualdad de responsabilidades en nuestro grupo, así cada cual debe cuidar de sus arreos con esmero como lo harían de su propia persona.

 

La tradición nació junto a la masonería operativa y se mantiene en nuestros días para recordar nuestras raíces, así como para aprovechar estos elementos como un medio simbólico más de enseñanza.

 

Los guantes, las bandas y las joyas son otros tantos elementos que forman parte de los arreos usados en logia por los masones, aunque este espació no es el adecuado para tratar tales temas, pero basta que sepan, que el uso de tales artículos no es pues, un simple capricho o parafernalia sin razón de fondo.

 

T:.A:.F:.

Deja un comentario